CIRUGÍA FACIAL

Orejas: Otoplastia

La cirugía de las orejas permite corregir las famosas orejas en asa o de soplillo. El Dr. Javier Collado realiza esta intervención mediante una incisión escondida detrás de la oreja, dándole al cartílago la forma adecuada y posicionándolas más pegadas a la cabeza. Así mismo, también en la misma intervención se puede reducir el tamaño de las orejas grandes o conocidas, técnicamente, como macrotia. En los primeros días después de la otoplastia el paciente llevará una cinta elástica en la cabeza, cogiendo a su vez las orejas. Con la finalidad de mantenerlas en su posición correcta durante el proceso de cicatrización.

Otoplastia Málaga

¿Otoplastia Málaga? Infórmate con el Dr. Javier Collado a través del correo electrónico: jc@doctorjaviercollado.com

    Preguntas Frecuentes

    ¿Qué resultados podemos esperar de una otoplastia?

    Muchos pacientes, ya sean jóvenes o mayores, se encuentran asustados por el resultado de la cirugía de las orejas. Pero tenga en cuenta que el objetivo es mejorar, no la perfección. No espere dos orejas perfectas y absolutamente simétricas ya que parecerían poco naturales. Si ha discutido el procedimiento, técnica y expectativas sobre la cirugía con su cirujano antes de la intención, habrá muchas posibilidades de que usted se encuentre muy complacido con el resultado de la cirugía.

    ¿Qué podemos corregir con la otoplastia?

    Además de las orejas prominentes existen otros problemas que pueden ser corregidos con la cirugía. Como puede ser: las llamadas "lop ear" en los casos en los que la punta de la oreja cae hacia delante, las llamadas "cupped ear" u orejas ahuecadas que son orejas muy pequeñas o las "shell ear" u orejas de concha que son aquellas en las que no existe ni la curva exterior de la oreja ni los pliegues naturales. La cirugía también puede corregir los lóbulos muy largos o estrechos, así como los que se encuentran rasgados o arrugados. La cirugía también puede reconstruir las orejas en aquellos casos en los que se nació sin ellas o bien hubo una pérdida debido a un daño sufrido.

    Sin embargo, en algunos casos, la cirugía puede comportar dejar unas cicatrices que resultan peores que el problema original. Pregunte siempre al cirujano sobre la efectividad de la cirugía en su caso concreto.

    ¿Cómo se realiza la intervención?

    La duración de la cirugía es de entre una y dos horas con anestesia local y sedación, aunque procedimientos más complicados pueden llevar más tiempo.

    En una de las técnicas más comunes, el cirujano realiza una incisión en la parte de atrás de la oreja para exponer el cartílago, entonces se recortará el cartílago y se doblará hacia atrás en dirección a la cabeza. Pueden usarse puntos que no tengan que quitarse para ayudar a mantener la nueva forma de las orejas.

    Otra técnica consiste en realizar una incisión similar, se elimina piel y los puntos se utilizan para doblar el propio cartílago hacia atrás y remodelar la forma del cartílago sin extraer parte de él.
    En la mayor parte de estas intervenciones se produce una cicatriz en la parte de atrás de la oreja que con el tiempo va desapareciendo.

    Observaciones del doctor

    -Elección de la edad adecuada para la intervención

    Muchos cirujanos recomiendan que los padres estén atentos a los sentimientos de sus hijos respecto a las orejas prominentes (orejas en asa), no insista en la cirugía hasta que su hijo no desee cambiar este aspecto de su físico. Aquellos niños o adolescentes que desean cambiar, se muestran muy colaboradores durante el proceso quirúrgico y más felices en el postoperatorio.
    En una entrevista inicial, su cirujano evaluará la situación médica de su hijo o la suya si es usted quien está pensando someterse a la intervención. Y le recomendará la técnica más efectiva así como le indicará qué pasos previos a la cirugía usted o su hijo deben seguir.

    Solicita una cita >

    Contacto

    Acepto la política de privacidad