Reducción de senos: Mamoplastia de reducción

CIRUGÍA MAMA

Reducción de senos: Mamoplastia de reducción

También denominada mastopexia de reducción. En opinión del Dr. Javier Collado esta intervención tiene la finalidad de resolver un problema físico, más que un problema estético. Cuando se indica, no sólo sobra volumen de glándula mamaria, sino que también sobra piel. Por lo que será necesario reducir la cantidad de ambos componentes. Para ello será necesaria una cicatriz en forma de T invertida o de ancla en la mama intervenida. Con los cuidados oportunos esta cicatriz se irá haciendo cada vez más imperceptible y habitualmente quedará cubierta bajo el sujetador o el bikini. En los casos de mucha ptosis o caída mamaria, en lugar de movilizar el complejo areola pezón con sus vasos y nervios, habrá que extraerlo por completo y aplicarlo a modo de injerto de piel, como si de una “pegatina” se tratase. Es importante que las pacientes no fumen los días previos y posteriores a la intervención, pues esto influye en el proceso de cicatrización.

Preguntas Frecuentes

¿Soy buena candidata para la intervención?

Toda mujer que tenga un volumen mamario considerable y se encuentre caído es susceptible de someterse a esta intervención. Este exceso de volumen y caída de pecho repercute en la salud de la columna cervical y los hombros, así son habituales las hendiduras que produce el sujetador en los hombros de estas pacientes y los dolores de cervicales.

¿Es una intervención segura?

Es una intervención completamente segura, en la cual las pacientes no suelen referir dolor, pues no hay que levantar el músculo pectoral para introducir una prótesis mamaria. Es importante minimizar los riesgos, para ello el doctor le recomendará abandonar el tabaco un mes antes y después, así como evitar fármacos que puedan favorecer el sangrado, como la aspirina.

¿Cómo se realiza la intervención?

Hay diferentes técnicas para la reducción de mamas, pero la más común consiste en hacer una incisión en forma de ancla, de la areola hacia abajo y siguiendo la forma curva del pecho. Se saca el exceso de tejido glandular, grasa y piel y se mueve el pezón y la areola hacia su nueva posición. Se coloca la piel de ambos lados de la mama por abajo y alrededor de la areola, formando su nuevo contorno.

En mujeres jóvenes con buena calidad cutánea puede utilizarse una técnica de reducción vertical que disminuya la cantidad de cicatrices, desapareciendo la horizontal.

Se debe tener en cuanta que cuando se trate de reducciones o elevaciones de muchos centímetros, el complejo areola pezón puede perder la sensibilidad.

¿Cómo es la anestesia?

En todos los casos se realiza con anestesia general, siendo esta opción la más segura para el paciente. La intervención tiene una duración de dos a tres horas, tras la cual la paciente pasa a reanimación.

Mamoplastia de reducción en Málaga
Observaciones del doctor

Aunque usted se le dará el alta al día siguiente de la intervención, sus mamas estarán resentidas y puede sentir molestias hasta las 2 semanas. Deberá evitar levantar pesos y empujar cosas pesadas durante 3 ó 4 semanas. Es usual que una pequeña cantidad de fluido drene de su herida.
Las suturas son reabsorvibles por lo que no es necesario su retirada.

Solicita una cita >

Contacto

Acepto la política de privacidad