Cirugía Post Pérdida de Peso

Cirugía Post Pérdida de Peso

Publicado el Categorías Blog


EL PROBLEMA DE LA PIEL SOBRANTE DESPUÉS DE ADELGAZAR

Hoy en día son muy frecuentes los problemas de piel tras los rebotes constantes de peso consecuencia de embarazos, cirugías de by pass gástrico o dietas. Estos cambios suponen un estiramiento y acortamiento en la piel que acaban produciendo laxitud y pérdida de elasticidad cutánea. Los lugares donde más frecuentemente se reflejan estos cambios son los senos, el abdomen, los brazos y la cara interna de los muslos, aunque a veces pueden quedar excesos en el cuello o incluso en el área genital.
La solución no es otra que eliminar la piel sobrante, pues aunque el deporte es un buen aliado para definir el cuerpo y perder peso, poco efecto tendrá en cuanto a la elasticidad y la piel sobrante.
Por eso cada zona a tratar tendrá su intervención quirúrgica concreta:
en la cara, el lifting facial.
en los brazos, la braquioplastia.
en el pecho de hombre, conocida como pseudoginecomastia, la mastectomía subcutánea y la liposucción.
en el pecho de la mujer, la mastopexia para reposicionar el pecho en su lugar correcto.
en el abdomen, la abdominoplastia.
en los muslos, la liposucción complementada con el lifting de muslos o cruroplastia.
A la hora de planificar las intervenciones para alguien que haya perdido mucho peso será necesario individualizar cada problema pues hay unas intervenciones que son más agradecidas que otras. Es decir, las cicatrices de una mastopexia o de una abdominoplastia son fáciles de disimular con la ropa habitual que empleamos, incluso en verano. En cambio, una cicatriz, por fina que sea, a lo largo de la cara interna del muslo o del brazo es más difícil de disimular pues todos usamos manga corta y bermudas en verano.
En cuanto al postoperatorio, siempre debe ir acompañado de una prenda de compresión para disminuir la inflamación en la medida de lo posible, evitar el tabaco un mes antes y después de la intervención, pues es conocida su influencia negativa en la cicatrización y finalmente, una buena hidratación de las cicatrices con aceite de rosa de mosqueta.
Normalmente, en la planificación quirúrgica se plantea el tratamiento de varias zonas en el mismo día para poder rebajar costes y aprovechar el tiempo de reposo del propio paciente.
En definitiva, habrá que valorar cada problema e individualizar cada caso para poder llevar a cabo una planificación quirúrgica correcta, siempre que se haya llegado al peso correcto.

 

Dr. Javier Collado